Home > Artículos de interés > ¿Qué es una Catarata?

Oftalmérida

¿Qué es una Catarata?

¿Qué es una Catarata?

¿QUE ES UNA CATARATA?

¿CÓMO SE MANIFIESTA UNA CATARATA?

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN A UNA CATARATA?

 

La CATARATA es la causa número uno de ceguera reversible en el mundo, esto quiere decir que la persona que tiene CATARATA y ha perdido la visión, la puede recuperar.

Dentro del ojo tenemos un lente natural con el que nacemos que se llama cristalino.  Dicho lente es transparente y le da poder  visual al ojo.  Por diversas causas el cristalino puede perder su función y presentar cambios en su interior como puede ser; aparición de opacidad y aumento de su dureza.  Cuando ocurren estos cambios el cristalino cambia de nombre, entonces se le llama CATARATA. Por lo tanto la CATARATA no es algo que le sale al cristalino, sino que es el propio cristalino que sufre los cambios mencionados.

Las causas por las que sufre cambios el cristalino son variables; pueden ser cambios congénitos, es decir que hay bebes que desafortunadamente pueden nacer con CATARATA; otra causa puede ser un traumatismo (un golpe) ya sea directo o indirecto al ojo también pueden favorecer la aparición de CATARATA; el  uso de ciertos medicamentos aplicados al ojo o de manera sistémica pueden cambiar la fisiología del cristalino; la diabetes mellitus es acompañada muy frecuentemente de aparición de CATARATA no importando la edad; alguna cirugía ocular previa puede acelerar la formación de CATARATA; algunas enfermedades oculares incluyen la CATARATA dentro de sus manifestaciones  y la causa más común es el simple paso de los años, a la cual conocemos como CATARATA SENIL, aumentando su frecuencia a partir de los 60 años.

El síntoma principal de tener CATARATA es la disminución de la agudeza visual, pero la intensidad de la mala visión va a depender de las características de la CATARATA.   Por ejemplo, puede haber personas con un cristalino con muy poca dureza pero si hay opacidad importante, la visión puede verse afectada importantemente y por el contrario, si no hay opacidad pero sí dureza, puede ser que la mala visión solamente se note en ciertas condiciones de iluminación, por lo tanto la opacidad es visualmente más limitante que la dureza.  Puede haber muchas otras causas de mala visión, por lo tanto una valoración oftalmológica es lo más recomendable para llegará al diagnóstico de la CATARATA.

Una vez detectada la CATARATA el siguiente paso es clasificarla para determinar el tratamiento a seguir y que tan rápido debe ser éste. El tratamiento definitivo para la CATARATA es la cirugía, pero en ciertos casos de CATARATA leve, la disminución de la visión puede restablecerse con lentes de armazón.   Cuando esto no es posible hay que considerar la cirugía.

La cirugía de CATARATA se realiza con anestesia local, ya sea mediante una inyección aplicada alrededor del ojo o con gotas de anestesia únicamente. La cirugía es ambulatoria, es decir no requiere hospitalización.  En ciertos casos, por seguridad se realiza una valoración preoperatoria.

El criterio para determinar el momento de realizar la cirugía de CATARATA ha evolucionado con el tiempo. Hace algún tiempo y sigue ocurriendo en ciertos centros hospitalarios los oftalmólogos mencionaban que había que esperar a que la CATARATA "madure” para realizar la cirugía.  Una CATARATA "madura” es una CATARATA muy dura y avanzada y en estos casos se realiza una técnica que se llama Extracción Extracapsular, en esta técnica hay que realizar una incisión de aproximadamente 13 mm para extraer la CATARATA, la cual, si está madura, es relativamente sencillo.

Cuando el cristalino ya perdió función hay que suplirlo con un lente artificial que llamamos Lente Intraocular.  En la técnica de herida grande el lente que se utiliza es de acrílico rígido y a la herida quirúrgica se le colocan de 5 a 7 puntos de sutura para cerrarla.  Con la tecnología actual el tamaño de la herida quirúrgica se ha reducido considerablemente hasta 3 mm o menos y la forma de extraer la catarata es mediante el uso de un instrumento que emite energía de ultrasonido que deshace y aspira la CATARATA.  Dicha técnica se llama Facoemulsificación.

Un lente intraocular mide 6 mm de diámetro y para que pueda ser introducido por una herida de 3 mm, debe de ser un lente de acrílico flexible y se introduce al ojo con un inyector que lo enrolla y una vez dentro del ojo, éste se expande.  Esta herida quirúrgica de 3 mm puede permanecer sin sutura o si lo amerita se coloca únicamente una sutura.  Por lo tanto la Facoemulsificación es menos invasiva, los riesgos y complicaciones son menores, lo cuidados y el tiempo de recuperación igualmente es menor.   Por lo que podemos decir que  la técnica idónea hoy en día es la de realizar una herida pequeña, por lo tanto ya no hay que esperar a que la CATARATA “madure” para extraerla, aún más, a los cirujanos que realizamos Facoemulsificación ya no nos gusta que las CATARATAS maduren, por que realizar una cirugía de herida pequeña puede causar demasiada inflamación por el uso excesivo de ultrasonido.

Por lo tanto el criterio que debe prevalecer para determinar una cirugía de CATARATA, es el de la visión, es decir que si la persona ya siente limitadas sus actividades por mala visión causada por la CATARATA, es probable que haya que pensar en la cirugía, y esto depende del estilo de vida individual del paciente.

Hay pacientes que preguntan sobre las consecuencias de no operar la CATARATA.  En primer lugar puede avanzar, donde el tiempo es muy variable y la visión por lógica disminuye y en casos de CATARATA excesivamente avanzadas puede haber incremento de la presión ocular o procesos inflamatorios severos que son indicativos de urgencia quirúrgica y por lo tanto cirugías más complicadas y riesgosas.

Como último punto es importante la decisión sobre el tipo de lente intraocular que vamos a implantar.  Hoy en día existen lentes intraoculares monofocales, lentes intraoculares para corregir astigmatismo y lentes intraoculares multifocales que buscan corregir visión lejana y cercana.  Dicha decisión va a depender de ciertas características específicas del ojo y de las necesidades visuales de cada paciente.

Dr. Wilbert Chi Villanueva

 


© 2006 - 2017 Oftalmérida | Cano Corporativo


Dile a una amiga(o)